Los grupos de la XXV Feria del Disco de Valladolid

Muchas gracias a todos por colaborar en la XXV Feria del Disco de Valladolid

Stealwater

Stealwater es una banda de Indie Rock nacida en Valladolid(España). La banda surgió a principios de 2006 de la relación de amistad que mantuvieron sus miembros entre el instituto y la escuela de música donde estudiaban. Su nombre proviene, entre otras cosas, de ¨Stillwater¨un grupo de rock ficticio que aparece en la pelicula Almost Famous (Cameron Crowe,2001). Su primera maqueta,de gran acogida, les ayudó a realizar una gira por todo el pais de la mano de Pasión Eventos , agencia de Management con la que firmaron en el año 2007. Entre sus conciertos destacan actuaciones para emisoras nacionales como Cadena 100, Concierto Fundación Autor con motivo de la celebración de los premios de la Música en Valladolid(2008), la participación en el Festival de las Artes de Salamanca (2008) o el Concierto Fin de Ferias y Fiestas Virgen de San Lorenzo 2008 en la Plaza Mayor de Valladolid.
Han compartido escenario con bandas relevantes como ¨Circodelia, The Unfinished Sympathy, Los Vengadores… Acaban de grabar su primer disco ¨Shitdown¨ en los estudios Dobro(Valladolid) cuya fecha de publicación y presentación ha sido el día 22 de Octubre en Valladolid.

La Banda esta formada por :
Caxo(voz,teclados),
Diego(batería),
Manu(guitarra),
Ruben(guitarra),
Vila(voz,bajo)

El Hombre del Traje

El 1 de Abril del 2006 los hermanos Fran y Mario dieron su primer concierto en el Centro Cultural Pilarica, ese fue el principio y nacimiento del grupo FM. Posteriormente se incorporaron al grupo batería, bajo y guitarra eléctrica dando un sonido más rock.

Durante el año 2007 grabaron su primera maqueta titulada ‘Escapada’ con 12 canciones. Trás varios pequeños conciertos en bares y pubs participan en el OndaRock 2007 en las fiestas patronales de Valladolid.

En el 2009 el grupo participa en el evento de presentación de la plantilla del Club Balonmano Valladolid, donde presenta la canción ‘Cuenta Conmigo’ dedicada al propio Club Balonmano Valladolid.

2010 supuso el fin de ‘fm’ como grupo y el comienzo de ‘El Hombre Del Traje’

Margot

Conjunto que combina pop, blues y swing con frescura y dinamismo en composiciones propias y versiones.

Componentes:
Ismael: programaciones,guitarras y voz.
Ester:violonchelo y voz.
Jesús:saxo soprano.
Amadeo:teclados.
Jose:bateria y percusión.

Chloe

Chloe se funda en noviembre de 2000 por dos amigos con ganas de hacer un grupo juntos desde hace tiempo. Carran (guitarra) y Alf (batería) se unen con la pretensión (muy complicada, por cierto) de emular a grupos de rock americanos de finales de los 80 y principios de los 90. Tras alguna intentona fallida, se opta por una voz principal femenina, siendo conscientes de las comparaciones que eso puede suponer.

Se incorpora Charles (bajo) en diciembre, y el 10 de enero de 2001 Natalia completa la formación original. Se ensaya durante unos meses con temas propios y adaptaciones y, tras algunos ensayos con público (gracias a los que fuisteis a apelotonaros en el local), se superan los miedos y nervios y Chloe debuta como grupo en Carpe Noctem el 31 de mayo de 2001 y se repite el 4 de octubre del mismo año. Antes, se grabó la primera maquetilla (no  merece más que el diminutivo) con cinco temas: “No vuelvas a pensar en mí”,
>”Está vendido”, “Acabar”, “Cuando llegue la lluvia” y “Puedes entrar”. En  julio, tras una pateada de discográficas de 8 horas en la que no se hace ni caso (y que te hace perder la fe, doy fe, jajjaja) una multi llama a la puerta y un par de meses más tarde la cierra al mandar fotos y más canciones (debemos ser muuuuuuy feos).

Conciertos en El Desván. la sala Mambo y KU, estos dos últimos acompañados de Shiver. Cuando se acerca el verano, una noticia causa zozobra en la banda: Natalia abandona para viajar a Gran Bretaña Antes de la ruptura, concierto en septiembre de 2002 en Moreras (Día de las Peñas, subidón), en Medina (Cafe-tal, gracias Paco, María y Su) y Black Rose presentando la nueva maqueta: “Tantas historias”. Natalia nos deja y se plantean muchas cosas.

5 de noviembre de 2002: tras algunos anuncios colocados por esta ciudad de Dios,Henar se incorpora al grupo con una voz diferente para el proyecto. Tras no pocos ensayos, dos conciertos en Escena Café y Norterock. En agosto se une Diego, ex guitarrista del grupo El rey no lleva ropa, y tras no poco trabajo se lleva a cabo la presentación en Pachá en noviembre de 2003 de “Aprendiendo a jugar”. Un sonido más limpio, más pop… Tras varias actuaciones, en mayo de 2004,  la banda se plantea una dedicación mayor. Charles deja el grupo en junio y Henar lo hace en julio.

Empieza una nueva etapa con la llegada de Francisco (Coppola), bajista con experiencia en Días Rotos y Eva, una nueva voz con ganas e ilusión.  Hasta ahora sólo se ha hecho una actuación improvisada y sorpresa en XL, pero  ya está terminado el nuevo proyecto de Chloe, más rockero, que lleva por nombre “No mires atrás”(con siete nuevas canciones) y que se presentará en Diciembre en la sala Pachá.
El tiempo será quien nos juzgue… Jejeje

Retribution Ghospel Choir

Lo que comenzó siendo la formación alternativa a Low de su líder, Alan Sparhawk, se ha terminado convirtiendo en un proyecto con identidad propia. En 2007, Sparhawk reunió en Retribution Gospel Choir a Steve Garrington (también componente de Low) al bajo y a Eric Pollard a la batería, para dar así rienda suelta a su lado más eléctrico y distorsionado.

Después de un álbum de debut más que prometedor y de actuaciones espectaculares en Tanned Tin y Primavera Club (de donde salieron como grandes triunfadores), Retribution Gospel Choir han publicado su segundo trabajo “2”, publicado en el imprescindible sello Sub Pop, en el que ahondan en su vertiente más psicodélica y setentera.

Su actuación en Valladolid será el primer paso de la tercera edición del Véral, y la primera colaboración entre el Colectivo Laika y la Feria del Disco de Valladolid, que este año cumple su vigésimo quinto aniversario.

Santiago Iglesias

En Marzo de 2009 ha salido mi primer disco titulado FLORES EFÍMERAS.

Es una reunión de 14 canciones escogidas entre otras tantas que esperan agazapadas la oportunidad de salir. Atrás quedaron muchos meses (agrupados ya en años) de acordes solitarios y semi-mudos que intentaban explicar estados del alma. Paridas muchas de ellas en la más absoluta precariedad y soledad desnuda: guitarra, folio y vino.

Y atrás también quedaron las noches de grabación: frías y duras algunas, preludio de resacas al sol; otras de mañanas con prisas, ¡siempre con prisas! La vida, o al menos la mía, va ligada a ese término. Fueron saliendo sin ninguna justificación más que el placer de hacer música de manera digna y que ésta pudiera encontrar buen maridaje en unas letras que acompañaran esos acordes.

Parece poco y a la vez asusta contemplar en qué se ha convertido todo. No imaginé que tuvieran un final tan “oficial” y a alguien habrá que culparle –o agradecerle- que así sea. Consiste en un trabajo auto-producido, con los obstáculos que conlleva ese concepto cuando se refiere a una manifestación artística -del tipo que sea-, de ahí que también sea más satisfactorio saborear que se haya hecho realidad.

El caso es que estamos al final del proyecto y me siento feliz por muchas razones; la principal es que sólo espero que guste a quienes lo escuchen, que contagie sentimientos, que me vean reflejado en sus estrofas y se sientan impregnados con sus notas.

Flores efímeras, la atemporalidad del tiempo… o lo fugaz de lo perenne.

¿Qué tienen en común estas canciones, aparentemente distintas entre sí?: Reconociendo la paternidad de todas ellas, me atrevo a definirlas como frases musicadas que aparecieron de forma misteriosamente espontánea y se quedaron a vivir cálidamente en el disco sin promesa de perpetuarse, precisamente por la fragilidad de los sentimientos. Soy el primer sorprendido de verlas agrupadas, a la vez que albergo una sensación de no-pertenencia.

¿Por qué grabarlo, entonces? La respuesta no es otra que el atrevimiento, la osadía de vencer esa tendencia a no expresar partes íntimas que habitan escondidas estancias del corazón y evitar, así, ser un mero espectador de emociones. He preferido transmitir algunas de ellas y compartirlas de forma sincera, aceptando el riesgo que conlleva en estos tiempos enfermos.

He cumplido, alumbrando esto que pedía salir. Ese es el verdadero sentido del triunfo: hacerlo, más allá de cómo y dónde acabe.

Carlos Kawash