Muere Joe Arroyo un mito de la canción colombiana.

Muere Joe Arroyo un mito de la canción colombiana.

El cantante y compositor Joe Arroyo, falleció el día 26 en la  ciudad de Barranquilla, arrastraba una larga enfermedad, de hecho Juanes en su concierto en Madrid, el pasado día 20 le tributó un sincero homenaje, a quien ha sido: maestro de maestros, e inspiración para los músicos y artistas no solo de su país, sino de toda Sudamérica y por extensión del ámbito latino.

Nacido y criado en el barrio Nariño de Cartagena, Arroyo comenzó su carrera a muy temprana edad, cuando desde los ocho años cantaba en bares de mala muerte de Tesca, zona de tolerancia de su ciudad natal. En sus inicios cantó con agrupaciones como la de Manuel Villanueva y su Orquesta y el Super Combo Los Diamantes, ambas en 1970, y en 1971 grabó con La Protesta.

En 1973 tiene su gran oportunidad cuando firma para Discos Fuentes y es reclutado por Julio Ernesto Estrada, el bajista, cantante, compositor y productor de Fruko y sus Tesos, orquesta con la que alcanzó gran fama y con la que grabó hasta 1981. Entre 1974 y 1975 actuó con Los Líderes (Los barcos en la bahía), entre 1976 y 1981 con The Latin Brothers (La guarapera), en 1976 con Los Bestiales, en 1978 con Pacho Galán (Volvió Juanita) y con La Sonora Guantanamera, y en 1980 con Los Titanes. También hizo coros en otros grupos como Piano Negro, Afro Son, Los Rivales, Los Bestiales, Wanda Kenya, los Hermanos Zuleta, el Binomio de Oro, Juan Piña, Mario Gareña, Gabriel “Rumba” Romero, Claudia Osuna, Claudia de Colombia, Oscar Golden, Yolandita y los Carrangueros, entre otros.

En 1981 fundó su propia orquesta, La Verdad, con la que se dedicó a mezclar diversas influencias musicales, fundamentalmente la salsa con la música costeña (cumbia, porro, chandé, entre otros) y con diversos ritmos del Caribe (socca, reggae) hasta crear su propio ritmo, el “joesón”.

Algunos de los éxitos grabados con La verdad son clásicos de la música costeña que le valieron muchos premios y ser considerado el Rey del Carnaval de Barranquilla. Uno de sus mayores éxitos fue “Rebelión” (1986), canción que narra la historia de un matrimonio africano, esclavos de un español, en la Cartagena de Indias del siglo XVII. El solo de piano, ejecutado por Chelito De Castro, y los soneos de Arroyo hicieron de “Rebelión” un éxito inmediato que aún se baila en las fiestas y discotecas del continente. En México sucede el mismo fenómeno desde que se publicó por primera vez el tema en el LP “Tequendama de Oro Volumen 7” de Discos Peerless en 1987 y su LP “Joe Arroyo y su Orquesta La Verdad, Grandes éxitos”, aún a la fecha el tema es muy popular en el movimiento sonidero.

Otras de las canciones más exitosas de Joe Arroyo fueron “El Caminante”, “Confundido”, “Tania” (dedicada a su hija) y “El Ausente”, todas grabadas con Fruko. El álbum “Fuego en mi mente” (1988) contiene canciones con influencias de la música africana y de la salsa contemporánea. Con “La guerra de los callados” (1990), realizó su primera gira española. En 1993 editó “Fuego” y volvió a tocar en España.

Joe Arroyo grabó con las casas disqueras Discos Tropical (1970-1971), Discos Fuentes (1973-1990) y Discos Sony (1991-2002). Luego de una temporada de 11 años en Discos Sony, regresó a Discos Fuentes de Medellín en 2003, donde grabó sus últimos trabajos: Se armó la moña en carnaval (2004), Mosaico de trabalenguas (2006) y El Super Joe (2007).

Joe Arroyo es uno de los cinco colombianos que han aparecido en la portada de la revista Rolling Stone.

Te pueden interesar