Entrevista con Santiago Iglesias. Por gentileza del Café España.

El próximo día 11 del 11 de 2011, nuestro amigo y colaborador Santiago Iglesias, actúa en una fecha muy significativa, en el Café España, un concierto que él mismo ha definido como de especial trascendencia, un concierto al que no podéis faltar, por este motivo, Carlos Ramírez-Director de ASOFED, realizo un entrevista personal a este genuino autor imprescindible para los amantes de la buena música, en ella Santiago Iglesias, desvela las claves de su pasión musical, reproducimos esta entrevista íntegramente:

Entrevista: ¿Qué significa la música en tu vida, concibes tu vida sin acordes, Como te acercaste a la música profesionalmente, cuál sería la banda sonora de tu vida?

La música es esencial en mi vida. Es, sin duda, un pilar fundamental. Recuerdo, de muy joven, destinar la escasa propina de entonces a la máquina jukebox del bar de abajo sólo por el placer de escuchar canciones. Después, en el colegio, estaba también muy presente en la coral a la que pertenecía. De ahí pasé a escuchar canciones de gente como Simon&Garfunkel, Neil Diamond, Bruce Springsteen y, sobre todo, Bob Dylan. Las duras y frías noches eran más livianas escuchando una y otra vez sin descanso el “Changing of the Guards” de Dylan y tantas otras que acababas por aprender de memoria. Era alimento, más que entretenimiento, y después fue casi más una necesidad que una afición.

Y claro, fruto de esa necesidad dices: “Quiero una guitarra”, y aprendes los primeros acordes sobre una acústica y los acompañas de letras de gente que va apareciendo por el camino. Y tuve la suerte determinante de que me hablaran de James Taylor y escuché su canción “Close your eyes”; en ese momento comprendí la verdadera magia que tienen una voz desnuda y una guitarra que la acompañe.

Comencé a actuar por los bares de la *** cantando canciones de Sabina, cuando era un músico minoritario y empezaban a sonar su “Pongamos que hablo de Madrid”, “Bruja” “Princesa” y otras tantas. Más tarde formé parte de un grupo con un nombre un tanto atípico: Zauz`n Club… que hacíamos versiones de country/folk; y tras esa experiencia llegó “La Banda de Joe”, haciendo un rock sureño durante unos cuantos años.

Ya entonces intercalaba esas actuaciones con una apasionada veneración por quien ha sido una referencia musical cercana y quien marcó una forma honesta de hacer música: Antonio Vega. En una frase de una canción (“Antonio”) que humildemente me atreví a componer para él y tuve el privilegio de entregarle personalmente lo dice claro: “Contigo supe que un acorde quiere hablar, que con los dedos en las cuerdas se puede emocionar…” Y empecé a escribir canciones que iría grabando con la inestimable ayuda de Pitti en su estudio y junté unas cuantas y las edité bajo el título de “Flores Efímeras” que salió a la luz en el 2009. Lo tocamos por diferentes locales mientras seguía componiendo lo que al año siguiente saldría bajó el título “Esperando” que presenté en la Plaza Mayor de Valladolid durante las Fiestas del 2010 teloneando a Chenoa.

¿La banda sonora de mi vida? Cualquier manifestación musical hecha con calidad y emoción, desde los citados James Taylor y Antonio Vega, hasta la Pasión según San Mateo de Bach o “Paulus” de Felix Mendelssohn, con especial detenimiento en discos emblemáticos como “Secret Story” de Pat Metheny. Citaría muchos otros, muchos…

Actúas un 11 del 11 de 2011, día de San Martín, un barrio céntrico con hondo arraigo y tradición en nuestra ***, hay vínculos qué te unan especialmente,  a este rincón emblemático de Valladolid?

Viví durante 3 años cerca de la Iglesia de San Martín, en calle Padilla, y ahora llevo 15 haciéndolo en calle Solanilla por lo que tengo una relación diaria con el barrio; vivo y bebo en él. La zona que hay entre las torres de San Martín y La Antigua, preciosas ambas, es un lugar privilegiado donde vivir. Yo tengo esa suerte.

Como seres transcendentes, nuestra trayectoria vital, tiene que ver con nuestras vivencias pasadas, nuestro presente vivencial y nuestra proyección de futuro, cuáles son tus proyectos de futuro más inmediato, a nivel personal y profesional,   algún sueño por cumplir?

A nivel personal, imagino que igual que el común de seres trascendentes, tener salud y seguir disfrutando de la vida con lo que te ofrece diariamente; no creo en los grandes proyectos llenos de grandes expectativas que casi nunca llegan a cumplirse; abogo más por aceptar lo que cada día te llega, agradeciendo lo bueno e intentando que no me afecte demasiado lo menos bueno. La vida no es fácil, nunca lo fue, pero está llena de vivencias y de cosas que la hacen maravillosa. Por ejemplo, ver crecer a mi hija Vega y ver su día a día: eso tiene más valor que todo el sueño americano junto, je!

A nivel profesional, seguir siendo capaz de hacer canciones que a alguien le digan algo; esta respuesta tiene mucho que ver con lo anteriormente expresado sobre los deseos personales. No creo en un supercontrato discográfico entre otras razones porque la probabilidad es prácticamente nula y porque, en el hipotético caso de que se diera, cambiaría muchas de las realidades que actualmente disfruto y que tienen más valor para mi. No te negaré que hay cosas que me encantarían que me sucedieran; ¿te imaginas una llamada de Jackson Browne pidiéndome una colaboración para su disco? Bueno, es broma! Pero si llega el día, intentaré convencerle de que lo grabemos aquí, en el barrio, en la Plaza de San Martín. Un abrazo.

1 pensamiento sobre “Entrevista con Santiago Iglesias. Por gentileza del Café España.

Los comentarios están cerrados.

Te pueden interesar