Crónica Viernes de Sarmiento (25/11/11)

El pasado viernes, dentro de la programación de los viernes de sarmiento, tuve el privilegio de acudir a la lectura de un poemario por parte de una autora asturiana afincada en Valladolid, que aunque reiteradamente premiada por su obra, es casi anónima en nuestra ciudad: Mª Josefa Arrabal Prida.

La poesía es un arma cargada de futuro, decía el poeta en un momento convulso de la historia, la belleza de la palabra justa medida y acertada, contra la desolación que deja la violencia, las armas y las guerras.

“Palabras con huella” fue el título elegido por la señora Arrabal para su poemario, que fue desgranando como gotas de roció fresco mezcladas con  notas desgarradoras que solo puede entender el alma que ha sufrido, transportando al auditorio a un mundo de emociones contenidas, recuerdos entre sombras vagabundas casi perdidas, lugares reales o imaginarios de sueños, pesadillas y mundos perdidos que no olvidados.

Su dominio del lenguaje y del idioma a la hora de escribir sus poemas, su profundo conocimiento de la historia para enmarcar sus vivencias,  su capacidad descriptiva de lugares y paisajes para situarnos en sus espacios de referencia,  la belleza de su composición poética casi lirica que consigue ahondar en los lugares reconditicos del corazón y el alma de quien la escucha,  la huella que dejo en el auditorio, me llevan a afirmar, sin miedo a equivocarme,  que nuestra amiga Josefina es una poetisa cargada de futuro. Gracias Mª Josefa por compartir con nosotros esa belleza que llevas en el alma y  desgranas con tu pluma.

Te pueden interesar