Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo Valladolid 2012: Balance

Las Fiestas de la Virgen de San Lorenzo ya son historia y es hora de hacer resumen y pensar  en las próximas. Estas fiestas marcadas por varios factores negativos han transcurrido con normalidad y sin grandes contratiempos lo cual  ya es un factor muy positivo. Ha habido menos movimiento en las calles y plazas pero tampoco de una forma muy acentuada sino sostenida en el transcurrir de las fiestas.

Claves:

Crisis: La crisis, como no, se ha hecho presente en las Fiestas pero no hasta el punto de convertirlas en desastrosas económicamente o hacerlas pasar inadvertidas, durante algunos días nos hemos olvidado un poco de ella para volver, aunque fuese tímidamente, a disfrutar de un poco de alegría en las calles, en una sociedad últimamente, por mor de los acontecimientos,  muy agónica.

Coincidencia de fechas: Hay quien valora de forma negativa el coincidir en el tiempo con otras Fiestas en la Provincia y en la Comunidad, me parece un error, este hecho contribuye a ampliar el abanico de posibilidades de diversión y recreo en un área de muy pocos kilómetros y poder ver una mayor número de propuestas artísticas por ejemplo en el plano de las actuaciones en directo.

Conciertos: La programación musical se ha ajustado por los recortes aún así ha habido actuaciones de calidad, en el escenario de la Plaza Mayor:  Peret, Los Secretos,   Coti, Corizonas y el resto de grupos de Valladolid (Mojados, Dehra Dun, La Influencia de Baco, Santiago Iglesias, eLe De eMe, Chloe, Sal Gorda) han sido lo más interesante y destacado la programación. De los barrios me ha parecido muy acertada destacando la actuación de OBK en las Delicias impresiónate concierto de un grupo que sigue dando sentido al amor de muchas personas y  que quizás debería haber tenido la Plaza Mayor como escenario. La fiesta flamenca del Roxy, las verbenas han completado una programación en la que se ha echado de menos algún grupo o artista referente que hubiera sido capaz de abarrotar la plaza, el espectáculo del sábado: Maxima FM que incluía la interesante actuación previa nuestro amigo  Juan HH (era su vuelta en otro formato al escenario de la Plaza Mayor) sinceramente no lo veo muy apropiado para ese día casi final de Fiestas deberían de haberlo encuadrado en otro momento de la semana.

Gigantes, cabezudos y Tío Tragaldabas: Nos llevan acompañando décadas y decenios y siempre son cientos los niños y adultos que se acercan a verlos y saludarlos, sinceramente creo que no se les da la importancia que merecen se les ubica en diferentes escenarios pero no se les hace visible durante más tiempo en los puntos álgidos de las Fiestas como ocurre en otras localidades, creo que es algo fácilmente mejorable para que los que hoy son niños recuerden de mayores a estos personajes imprescindibles de las Fiestas.

Punto Radio: El set instalado en las mañanas en la Plaza Mayor ha sido uno de los puntos referentes en la fiesta; Protagonistas de Fernando Puga se ha convertido en un punto neurálgico de las celebraciones, por sus micrófonos, al margen de su colaboradores habituales, han pasado todos los agentes implicados en las fiestas así como multitud de viandantes que han aportado su visión particular de las Feria, el culmen fue un viaje en globo sobre volando el centro de la ciudad. Todo un éxito de Fernando Puga,  como también lo ha sido el camión de la 8 de Castilla y León en el que nuestra amiga y compañera Beatriz Hernández Bilbao ha realizado un magnífico trabajo. ¡Enhorabuena!

Varios: La Feria de Muestras, las Peñas,  los pintores, caricaturistas, artistas de calle, el cabaret, los cines Roxy, el Teatro Zorrilla, La Bella y La Bestia en el Calderón, la Feria de Día, la Procesión de la Virgen y la alfombra de flores, han completado una programación imprescindible durante todas las Fiesta.

Valladolid: Hay quien se empeña, al igual que ocurre con la Semana Santa, en querer trasladar a Valladolid características propias de otras fiestas en otras latitudes, craso error, el copiar miméticamente otras propuestas a lo único que conduce es a perder nuestras señas de identidad, y claro normalmente siempre es mejor el encuadre original, nuestro carácter es único, ni mejor ni peor que el de otras personas de otras localidades, y por fuerza debe plasmarse e impregnar las Fiestas, querer cambiar este hecho irrefutable puede conducirnos al absoluto fracaso.

En resumen han terminado unos días en los que hemos disfrutado, cada uno a su modo y acorde a sus posibilidades, a  ver si es posible que este espíritu un poco más alegre le mantengamos vivo en el tiempo, pese a las adversidades y dificultades, seguro que nos ayudara a vivirlas de forma menos traumática.

Carlos Ramírez.

*Reportaje Fotográfico: Mónica Martínez y varios autores.