GP de Phillip Island – Australia – 2012

MotoGP: Bailando con los canguros

En la tierra de los canguros se ha proclamado campeón del mundo de la máxima categoría por segunda vez nuestro Jorge Lorenzo, al que sólo hoy le ha superado el canguro más rápido sobre la faz de la Tierra: Casey Stoner.

Bailando con los canguros – fuente: motogp.com + elaboración propia –

El australiano llegaba con más ganas que nunca a la cita en la carrera de su casa, queriendo ganar por sexta vez consecutiva y obteniendo la que podría ser la última victoria de su carrera deportiva. Y no ha fallado. Desde los entrenamientos ha estado totalmente inalcanzable para el resto, que veían huecos con respecto a él de más de medio segundo como poco en las tablas de tiempos después de cada entreno.

De todas formas, el título estaba en juego entre dos de los nuestros. Dani Pedrosa tenía que quedar por delante de Jorge si quería tener alguna posibilidad de poder disputárselo en Valencia, por lo que desde que se apagó el semáforo intentó tirar fuerte, incluso por delante de Stoner, para conseguir su objetivo.

Dani intentó retrasar el título de Lorenzo… – fuente: motogp.com –

El plan le duró una vuelta, ya que en la segunda se fue algo largo en una curva a derechas, y tras intentar corregir inclinando un poco más de lo normal, ha perdido agarre y se ha ido al suelo. Jorge le ha visto caer y se ha sabido campeón. Stoner estaba a otro nivel, y ninguno de los demás pilotos estaba como para hacerle sombra a Lorenzo.

Por detrás, el tercer cajón del podio era lo que quedaba. Crutchlow, Dovi, Bautista y Bradl se pegaron por él, pero el que pudo imponer un ritmo mejor y llevarse el premio sin sufrir en la última vuelta fue el británico Crutchlow, que cruzó la meta en solitario.

Crutchlow no dio opción esta vez por el tercer puesto – fuente: motogp.com –

La temporada de Jorge ha sido inmaculada, y salvo el cero de Assen (que recordemos que fue provocado porque Bautista se le llevó involuntariamente por delante), no se ha bajado de la segunda posición, y es justo merecedor de este su segundo entorchado. Irreprochable.

Cierto es que Dani ha hecho su mejor temporada de largo en los años que lleva en MotoGP, pero no ha sido suficiente. Tendrá que quedarse con lo positivo, y para mí es que por fin se ha sentido ganador. Algo ha cambiado en Dani desde Brno, y creo que por fin puede aspirar a un mundial por sí mismo, y no porque figure en las filas del HRC.

Lorenzo ya es bicampeón de MotoGP – fuente: motogp.com –

El próximo año se antoja muy interesante. Con Lorenzo y Dani como jefes de filas, y Rossi y Márquez de “escuderos”, nos espera un año muy competido. Pero este ya tiene dueño. Jorge, mi más sincera enhorabuena. ¡Felicidades!

Moto2: Destination: MOTOGP

Este año sí. El campeón moral del año pasado se ha resarcido este curso, y sube a MotoGP con los deberes más que hechos. El destino le tiene reservada una plaza en el equipo oficial de Honda y quién sabe si también se la ha reservado en las páginas de historia.

Destination: MOTOGP – fuente: motogp.com + elaboración propia –

Y es que las victorias son grandes cuanto más grandes son los rivales a los que te enfrentas y derrotas. Y este año Pol ha sido un rival grande, enorme. Perder el mundial de la manera en la que lo ha hecho es la más dulce de todas, pues ha dominado con absoluta autoridad la carrera australiana.

Sólo al principio ha dejado que otros lideraran la prueba, tras una mala salida desde la pole, pero ya desde el tercer giro ha cogido la cabeza y no la ha dejado. Les ha metido un auténtico mundo a todos, y por su parte, ha cumplido lo que tenía que hacer para retrasar el título de Márquez: ganar.

Pol, intratable en Phillip Island – fuente: motogp.com –

Esta vez sin embargo, Márquez no ha arriesgado (tanto). Ha intentado marcar su propio ritmo, y no se ha querido meter en disputas cuando Redding le ha sobrepasado, limitándose a rodar a su rebufo, que por cierto debe ser agradable con lo corpulento que es el piloto inglés.

Más tarde, otro local se ha unido a la fiesta, el aquaman Anthony West, que esta vez, con la pista totalmente seca, remontaba desde atrás y se metía en la lucha por el segundo puesto junto con Marc y Redding.

Redding y West (al fondo) intentaron apear a Marc del podio – fuente: motogp.com –

Cuando a dos vueltas del final, West se ha puesto tercero, Marc no ha puesto oposición, y todos pensábamos que no se la jugaría para poder amarrar el título. Pero en la última vuelta ha pasado a Redding a falta de dos curvas y a punto ha estado de pasar a West, que ha entrado segundo a mucha distancia de Pol, que hacía ya unos cuantos segundos que había cruzado la meta.

Marc por fin ya tiene su título de Moto2 – fuente: motogp.com –

Está claro que por el cuerpo de Marc corre sangre de ganador, y que celebrar el título en el box no es lo mismo que desde el podio. La última carrera en Valencia se antoja perfecta para disfrutarla, porque será el colofón a una temporada magnífica que ha tenido dos protagonistas destacados: Pol Espargaró y Marc Márquez. Gracias por el espectáculo ofrecido. Pol será más que firme candidato al título de Moto2 el próximo año, mientras que Marc tiene un billete de avión con destino a…MotoGP. Suerte campeón.

Moto3: El monstruo de las victorias

Insaciable, como el personaje de barrio sésamo, se ha mostrado el fin de semana pasado el ya campeón del mundo de Moto3. Corriendo por el placer de correr, ha demostrado que el hambre que tiene de victorias va más allá del objetivo de obtener el primer cetro de campeón de esta nueva categoría.

El monstruo de las victorias – fuente: motogp.com + ilustración propia –

Si en Malasia Maverick Viñales fue noticia por su espantada, esta vez fue noticia por su regreso y sus disculpas. La tensión ha sido patente no obstante durante todo el gran premio, y todavía no está muy claro su futuro a partir de ahora. Si como dicen su padre le apoyó al tomar esa decisión errónea, quizás se debería cambiar de consejero particular. El caso es que clasificó octavo para la carrera, mientras que Cortese se hacía una vez más con la pole. Salom, máximo rival en la lucha por el subcampeonato con Viñales, salía noveno detrás del mismo.

Viñales regresó al redil – fuente: motogp.com –

Hay otro detalle muy curioso que me gustaría comentar antes de apagar el semáforo. Antonelli, piloto italiano, sufrió un golpe en los entrenamientos que le impidió, por prohibición médica, participar en la carrera. El italiano sin embargo, salió a ejercer de paragüera de su compatriota Fenati. Un gesto de compañerismo que no sé yo si se vería en MotoGP. Más bien me es mucho más familiar de carreras más humildes, como las Clásicas del Sardinero que viví el 6 de octubre, pero a la vez, creo que más auténticas. Bravo por él.

Luces del semáforo apagadas…y, ¡gas! Khairuddin se veía de nuevo fuerte, tras el podio logrado en casa, pero esta semana era la hora de los australianos, los pilotos locales de Phillip Island. Así fue como Arthur Sissis se postuló como candidato al podio en todo momento, junto con la maraña de pilotos habituales de la categoría.

Rins y Sissis se pegaron por el tercer cajón el podio – fuente: motogp.com –

Sin embargo, unos cuantos se adelantaron a la salida, y tuvieron que realizar un ride through de penalización: Salom, Folger, Moncayo y Rossi fueron los afectados.

El más listo fue Cortese, que llegó a escaparse del tumulto junto con el portugués Oliveira, que no se despegaría de su rueda hasta el final, en el que el alemán sacó el as que tenía guardado y dejó al portugués plantado para lograr la victoria en solitario. La lucha por el tercer cajón del podio acabó decantándose para el local Arthur Sissis, que se impuso por el canto de un duro a nuestro Álex Rins, que volvió a brillar con una gran cuarta plaza. Viñales acabó por los suelos y no terminó, mientras que Luis Salom fue el último en entrar en la zona de puntos, decimoquinto.

Cortese fue el más listo sobre la pista australiana – fuente: motogp.com –

Aún nos queda Valencia para dirimir quién será subcampeón de Moto3, pero viendo la tendencia de las últimas carreras, los locales son los que brillarán, y de esos tenemos muchos, pero tendrán que vérselas con el insaciable monstruo de las victorias en que se ha convertido Sandro Cortese…

Autor: Me llamo Daniel Merchán y soy arquitecto, ilustrador, y sobre todo motero desde que tengo uso de razón. Espero hacer algún día de mi pasión una profesión. Me fascina este mundo de las dos ruedas, desde las carreras hasta las concentraciones. Espero trasmitir mi amor por las motos en cada palabra que leáis sobre mí.