El sábado la climatología respeto los actos previstos que en Valladolid suelen celebrarse en el interior de los templos. Por la tarde se realizó el Ofrecimiento de los Dolores de Valladolid a la Santísima Virgen de la Vera Cruz en la iglesia del mismo nombre. El ofrecimiento corrió a cargo de la Concejala de Cultura, Comercio y Turismo Dª Mercedes Cantalapiedra, entre las nueve y las once de la noche dieron comienzo los actos de la Vigilia Pascual. En la Iglesia conventual de Ntra. Sra. de Porta-Coeli, sede de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Resucitado, María Santísima de la Alegría y las Lágrimas de San Pedro, se vivieron momentos de especial emoción, fe y esperanza.

La única procesión prevista, el Traslado del Cristo Yacente, pudo realizar su itinerario sin ningún contratiempo meteorológico, por las calles próximas al a la plaza de Santa Anta y Santiago abarrotadas de público.

Carlos Ramírez.

*Reportaje Fotográfico y Video Gráfico: Mónica Martínez.

Te pueden interesar