El ciclismo colombiano vuelve a triunfar en Europa

El ciclismo colombiano vuelve a triunfar en Europa

Muchas han sido a lo largo de las últimas décadas las gestas del ciclismo colombiano en Europa, un estilo desconocido en el viejo continente hasta la irrupción de los llamados escarabajos procedentes del país andino.
Fabio Parra, Lucho Herrera, nuestro amigo el bogotano afincado en Piedecuesta Víctor Hugo Peña, Álvaro Mejía. Hernán Buenahora, Abelardo Rondón, Oliverio Rincón, el santandereano de Encino Félix Cárdenas y tantos otros sucesores del gran Rafael Antonio Niño (que casi no compitió en Europa) que nos han hecho disfrutar a los aficionados en directo o frente al televisor con su empuje, valentía y empeño, por cierto características extensivas al pueblo colombiano en general.
Ahora en la edición 53 de la vuelta al País Vasco, una de las carreras más prestigiosas por etapas de una semana o menos en Europa, se ha alzado con el triunfo el corredor boyacense Nairo Quintana por delante de ciclistas de la talla de Tony Martin, Beñat Intxausti, Richie Porte, Samuel Sánchez o el mismísimo Alberto Contador, ocupando el tercer puesto en la general final su compatriota, el antioqueño, Sergio Luis Henao, que ganó la 3ª etapa además Quintana resulto ganador del mallot de la regularidad.
El ciclismo colombiano, siempre competitivo, parece haber encontrado una nueva hornada de representantes que pueden otorgar vibrantes momentos a las carreras por etapas dentro de un tiempo de explosión deportiva, latente en muchas otras disciplinas, del deporte en Colombia, como se vislumbro en la pasada Olimpiada en Londres, que puede situar a este país andino en el lugar del pódium que le corresponde por tamaño, población e historia a poco que las autoridades político-deportivas pedaleen, jueguen y remen en las misma dirección que sus atletas.
Carlos Ramírez.

Te pueden interesar