El Málaga o el sueño malogrado en el último segundo

El Málaga o el sueño malogrado en el último segundo.

El fútbol tiene ese sabor agridulce que le convierte en metáfora de la vida, por eso cuenta con millones de seguidores en todo el planeta.

El Málaga y su afición y por extensión todos los buenos aficionados al fútbol lo hemos vivido en las últimas horas, un equipo modesto, aunque de amplia trayectoria llena de altibajos, ha estado a un segundo, sí un solo segundo o como diría el añorado Antonio Vega una décima de segundo de tocar el cielo futbolístico clasificándose por primera vez en sus historia para la semifinales de las más importante competición por clubes. El acierto de un jugador rival y el desacierto de un árbitro, han convertido el sueño en pesadilla de la peor de las maneras posibles.

Este hecho es mucho más duro para un club como el Málaga que a diferencia del Real Madrid o del F. C. Barcelona será difícil que se encuentre en los próximos años ante una nueva oportunidad de estas dimensiones por que no decirlo épicas.

Mucho se ha hablado del condicionamiento del árbitro por la sanción que pende sobre el equipo andaluz, del interés de los altos estamentos de la UEFA en que el Málaga quedase eliminado, sea como sea la eliminación es un hecho y el sueño se ha interrumpido de forma brusca, como decía al principio el fútbol es la metáfora de la vida que se empeña en dejar su regusto amargo a los más débiles.

Carlos Ramírez.

Te pueden interesar