V Jornadas sobre periodismo social en la UVA. La veracidad como eje de la noticia. El papel de los medios.

“Titulares y Pie de Fotos”.
Mentiras, intoxicaciones y tergiversaciones.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de asistir a una mesa redonda convocada con motivo de las V Jornadas de Periodismo Social de la UVA. Durante la misma diversos profesionales de distintos medios de comunicación debatieron sobre:  “el papel del periodismo en la integración social de grupos vulnerables”  que era el tema principal sobre el que giraba estas Jornadas. Los distintos intervinientes respondieron a preguntas propuestas por la moderadora que habían suscitado debate entre los alumnos durante el seminario.  Sin entrar a fondo sobre estas cuestiones, muchas de ellas obvias y reiterativas, los distintos intervinientes fueron emitiendo su opinión ante un auditorio que paso de la expectación al tedio e incluso a ausentarse ante el tono monótono y lánguido de alguno de los profesionales intervinientes.

Bien la noticia no radica en este hecho, por otra parte demasiado habitual en este tipo de debates y mesas redondas, sino en el texto de algunos pies de foto que aparecieron en algunos diarios en su edición del día posterior. Si uno no hubiera estado presente en el acto daría carta de credibilidad a esa información, hecho que se debe presuponer a toda información periodística por definición,  pero como allí estábamos no podemos por menos que exasperar ante tanta falta de rigor informativo y reflexionar sobre algo evidente: si este tratamiento merece una noticia menor que no ocurrirá con los grandes temas en discusión que tanto nos afectan en nuestra vida diaria.

Si el periodismo quiere subsistir debe atenerse a sus reglas primigenias: contrastación de fuentes, rigor informativo y  veracidad de las informaciones. Son malos tiempos para la Lirica como cantaban hace unas décadas Golpes Bajos, tiempos en los que predominan los intereses empresariales sobre los informativos, los resultados económicos sobre la objetividad y la independencia, el sálvese quien pueda sobre la solidaridad y los valores;

 así nos luce el pelo.

Carlos Ramírez.