Sale a la venta el segundo tomo Ojo de Halcón de David Aja.

El pasado viernes, 21 de marzo, la editorial Panini publicó el segundo tomo de la serie dibujada por David Aja.

ICAL News:

Los fans españoles de Ojo de Halcón, el personaje de Marvel integrante de Los Vengadores, están de enhorabuena. La editorial Panini ha lanzado al mercado el pasado viernes, 21 de marzo, el segundo tomo de la serie creada por el vallisoletano David Aja con guión de Matt Fraction, que reúne los números 7 a 12, además de incluir el Annual #1 dibujado por Javier Pulido.

Tras el éxito de ventas en España del primer tomo, que agotó en escasos días su primera edición, ahora llega esta nueva entrega al precio de 14,50 euros, en la cual los lectores podrán seguir de nuevo la pista al Vengador Clint Barton, junto a su protegida Kate Bishop y la peculiar mascota de Ojo de Halcón, un perro al que se conoce como Pizza Dog.

Todos los números incluidos en el tomo que llegará ahora a las librerías han sido escritos por Matt Fraction, y de dibujarlos se han ocupado Steve Lieber y Jesse Hamm (número 7), Javier Pulido (8 y Annual #1), David Aja (9 y 11) y Francesco Francavilla (10 y 12). David Aja se ocupó asimismo de las impactantes portadas de los números 7, 8, 9 y 11. Los números sueltos que ahora ven la luz en castellano en un único tomo se publicaron con excepcional acogida de crítica y público entre el 30 de enero y el 24 de julio de 2013, y el segundo TPB (recopilatorio) vio la luz en Estados Unidos el 30 de julio de 2013.

Publicado en castellano con el título ‘Pequeños aciertos’, este tomo (incluido en la Colección 100% Marvel) introduce a los lectores en la vida personal de Ojo de Halcón, el mejor arquero que ha conocido el universo. Clint Barton es uno de los miembros más veteranos de Los Vengadores, pero a lo largo de las 160 páginas del segundo tomo la mirada se centra en los que hace cuando no está de misión con sus compañeros. “Una tormenta que se convierte en desastre, una chica con una pistola, Kate Bishop y sus problemas con las películas, un perro que querrás adoptar…”, todo ello hasta configurar “un cómic imprescindible”, según apuntan desde la editorial.

El trabajo de David Aja en ‘Ojo de Halcón’ le valió el pasado verano los premios Eisner al mejor dibujante y portadista del año a nivel mundial, así como el Premio Harvey al mejor portadista del año unos meses después en Baltimore. ‘Ojo de Halcón’ es fruto de la colaboración de David Aja con el guionista Matt Fraction y el colorista Mark Hollingsworth, con los que ya trabajó en 2007 en la creación de ‘Iron Fist’, su primera serie para Marvel.

El enorme éxito de este nuevo acercamiento al integrante de Los Vengadores pilló al equipo creativo “por sorpresa”, porque “era una serie complicada con un personaje un poco secundario”. Según explicó Aja a Ical, él prefiere afrontar proyectos con estas características, como hizo hace un lustro con ‘Iron Fist’, ya que le permiten “estar menos sujeto a la continuidad” y disfrutar de “mayor libertad creativa”. “Queríamos hacer algo que tuviera entidad propia, donde los números se puedan leer de forma individual”, argumenta.

Así, en las infinitas conversaciones que mantiene habitualmente a través de internet con el guionista Matt Fraction, surgió la posibilidad de crear la cuarta serie de Ojo de Halcón, un personaje que nació de la mano de Stan Lee hace 49 años, y que tanto a Fraction como a Aja les ha apasionado siempre. Uno de los aspectos que más orgulloso le hace estar de la serie es la constante experimentación que están aplicando a su trabajo, algo que no sería posible sin el apoyo decidido de su editor, Stephen Wacker.

Nostalgia pop

Dando al color blanco una primacía inusual en las impactantes portadas, por las páginas interiores de ‘Ojo de Halcón’ desfilan infinidad de guiños a películas de los años 70 como ‘Bullit’, ‘Vanishing Point’, Italian Job’, ‘Get Carter’ o incluso ‘La naranja mecánica’.

Aja y Fraction han apostado por actualizar al personaje sin descuidar “un punto nostálgico” y “multitud de referencias a la cultura pop”, pero “sin olvidar que época vivimos”.

Ahí, el dibujante destaca la importancia del personaje de Kate Bishop, “contrapunto” de Clint Barton (el hombre tras el héroe) que, según apunta, puede tener buena parte de culpa del éxito que la serie está cosechando entre el público femenino (“es una barbaridad cómo está escrita Kate de bien”, sentencia). “Clint es mayor y más retro; su teléfono todavía es de cordón y su contestador automático de cinta, está como anclado en el tiempo. Kate representaría la modernidad, aunque si te fijas ella también va vestida constantemente con trajes de los años 60”, señaló.

Te pueden interesar