Motociclismo: Daniel Ruíz Merchán

MotoGP: VENI, VIDI, VICI.

Tiempo ha que no escribo unas letras sobre los derroteros de este mundial, y ruego disculpeís mi ausencia, pues otros asuntos me han mantenido ocupado. Y aun así, tras ocho carreras, el nombre del ganador sigue siendo el mismo que el del primer artículo escrito sobre el GP de Qatar allá por Abril…Marc Márquez.

VENI, VIDI, VICI © Dantatachán

MARQUEZ dantatachan

 

Creo que nadie dudaba de la capacidad de este chaval, pero un dominio tan aplastante no lo habríamos firmado. Y ganando de todas las maneras: escapándose de inicio, remontando desde un décimo puesto, en dura batalla con cada uno de los otros 3 magníficos, y esta última, con cambio de moto en un flag to flag.

El hecho de pensar en no ceder ni un ápice en cada carrera, en cada entreno, unido a una pizca de fortuna que le ha evitado caídas y consecuencias mayores, este piloto sabe rodar por el filo de la navaja haciendo posible lo imposible.

Además, sus rivales van apareciendo y desapareciendo mientras Marc sigue ganando. Al principio de temporada, Dani Pedrosa estaba en horas bajas, y aún bajaron más tras ser operado del síndorme compartimental del brazo derecho. Menos mal que en Montmeló salió a relucir su mejor cara, y aunque no fue capaz de ganar, se le vio con más ganas que en todo lo que llevábamos de temporada. Falta saber qué será de él el próximo año, pues hace tiempo circulaban rumores que incluso le colocarían en Suzuki cuando éste desembarcara en MotoGP, o incluso en Yamaha cambiando asiento con Jorge Lorenzo, el cual aún tampoco ha renovado, creo que, en espera de una buena oferta de Honda. Rossi y Márquez seguirán en sus respectivos equipos de fijo.

Hablando de Rossi, el italiano va cogiendo ritmo para estar en cabeza en casi todas las carreras, además de quedar muchas veces por delante de su compañero de equipo. Puede que se reencuentre con la victoria alguna vez más, pero necesita ese puntito más como el resto para echarle el guante a Marc. Aun así, y pese a todo su calvario en Ducati, es de admirar que no haya perdido la sonrisa y la ilusión de seguir para adelante. Con diez años menos veríamos duelos aún más épicos entre él y Marc.

Y para terminar con el cuarteto, hablemos de Jorge Lorenzo.  Desde el principio de temporada arrastra dos ceros difíciles de superar, y no se le ve tan motivado como antes, salvo en Mugello que dio con Marc un recital de adelantamientos y emociones. Necesita ser más constante y pelear más con su compañero de equipo para volver a ser el de antes. Ahora que la Yamaha está algo peor que la Honda, el plus lo ha de poner el piloto, y Jorge está muy perdido.

De los demás, Ducati sigue por debajo de las fábricas japonesas, más que un escalón, un tramo completo de escaleras. Acogida al reglamento Open, el neumático superblando les otorga a veces buenas posiciones de salida en la parrilla, pero acaban desinflándose en carrera, salvo ocasiones como las de éste sábado en assen, donde la temperatura baja del asfalto favoreció (durante algunas vueltas) a los equipos que sí podían montarla. Aun así, da pena ver como Crutchlow, un piloto puntero el año pasado, se arrastra este año. Dovi suma de vez en cuando (los dos podios de Ducati son suyos), pero hasta que no llegue la centralita única Ducati seguirá fuera de juego.

En cuanto al resto, el papel de Aleix Espargaró sigue siendo notable y digno de mención. Con una moto muy inferior, en el que el chasis tiene ya 3 años y el cambio seamless es de segunda división respecto a la Yamaha de fábrica, suma una pole y dos cuartos que le deben de saber a victoria. Con más igualdad mecánica estaría mucho más arriba.

Con respecto a las otras categorías, Tito Rabat es el claro dominador esta temporada de Moto2, y todo pinta a que se llevara el gato al agua esta temporada de no mediar percance alguno. Moto3 está más reñido entre Álex rins, Efrén Vázquez, Álex Márquez, el australiano Jack Miller y el italiano Fenatti, todos ellos en un puñado de 15 puntos, que auguran un mundial apretadísimo hasta el final.

Queda todavía Alemania antes del parón veraniego, y aún está por ver si Marc se va de vacaciones con un pleno en su casillero. Por ahora, lleva 200 puntos de 200 posibles, haciendo revivir la máxima del señor Julio César en la que decía: Veni, Vidi, Vici…

+INFO: http://dantatachan.wordpress.com/2014/07/01/motogp-veni-vidi-vici/

 

 

 

Te pueden interesar