Alfredo Di Stéfano “La Saeta Rubia” ha fallecido

El hispano-argentino fue uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos. En las décadas de los 50’s y 60’s maravillo al mundo con su juego.

Jugó en los equipos: River Plate, Millonarios y Real Madrid, siendo desde el año 2000 presidente de honor de este último.

Fue seis veces internacional con Argentina y treinta y una con España, en una época en la que no se jugaban tantos partidos internacionales. Como anécdota decir que formo junto a Kubala, otro mito de la época, en la alineación de la Selección Catalana que en 1955 derroto al Bolonia por 6 a 2 anotando uno de los goles del combinado catalán.

El F.C. Barcelona y el Real Madrid se disputaron su fichaje al final la política intervino para que recalase en el Real Madrid al que sitúo en lo más alto ganando cinco Copas de Europa de forma consecutiva, el Madrid de las cinco Copas, además de 8 ligas, una Copa, un Mundial de Clubes y la Copa Intercontinental. Antes había ganado dos ligas en Argentina con el River Plate y tres ligas y una Copa Colombiana con el Millonarios de Bogotá.

Como jugador acabo su carrera deportiva en el R.C.D. Espanyol de Barcelona.

 

Tras retirarse del fútbol profesional, Di Stéfano se dedicó a la conducción técnica, dirigiendo al Elche, Boca Juniors, Valencia, Real Madrid, Sporting de Lisboa, Rayo Vallecano, Castellón y River Plate.

En su carrera como técnico consiguió un Campeonato Nacional y una Copa Argentina con Boca Juniors, un Campeonato Nacional con River Plate, una Liga española y una Recopa de Europa con el Valencia y una Supercopa de España con el Real Madrid.

Es considerado por la FIFA como uno de los cinco mejores jugadores de fútbol del siglo XX junto con el brasileño Pelé, el alemán Franz Beckenbauer, el argentino Diego Armando Maradona y el holandés Johan Cruyff. En 2004 fue elegido el cuarto mejor jugador del siglo XX por la IFFHS, y el mejor por todos los ganadores del Balón de Oro hasta 1999.

En la memoria de los buenos aficionados al fútbol quedarán grabadas en la retina su extraordinario talento, aunque no le hayamos visto más que en viejas grabaciones en blanco y negro. Él, como dice el viejo tango, nos hará evocar que los años no son nada aunque sean muchos más de veinte.

D.E.P. Don Alfredo.